Nuestra Propuesta

julio 9th, 2007

repollo de utopía

La Apropiación colectiva de la Cadena Alimentaria

La apropiación privada del bien común es una de las características mas destacadas del Capitalismo en su fase de Globalización, lo que tradicionalmente eran bienes comunes como el agua, la tierra, las semillas, los conocimientos y hasta el aire está siendo objeto de apropiación privada por parte de las multinacionales y los estados dominantes del Norte.

Quien controle las semillas controlará los alimentos y quien controle los alimentos manejará uno de los biopoderes mas determinantes en los tiempos venideros, para el control económico , político y cultural de la población

Todo indica que las grandes multinacionales de los agroquímicos tienen total claridad de este macabro biopoder y están actuando en consecuencia, vienen comprando grandes y pequeñas compañías de semillas y desarrollando tecnologías de producción de semillas transgenicas con el objetivo claro de tomarse todo el mercado de semillas como una estrategia inicial de apropiación de toda la cadena alimentaría, en esta nueva apropiación corporativa de los bienes comunes seguirán en su orden las industrias agroalimentarias y los supermercados, completando la cadena alimentaría de forma total, lo que les daría un biopoder incalculable.

La apropiación privada del bien común es realmente una expropiación a las comunidades, campesinas e indígenas, que en el caso de los alimentos, se ha compartido de forma colectiva desde siempre y es esto lo que ha permitido el desarrollo increíble de las semillas y los alimentos que hoy alimentan a la humanidad, esto lo han logrado campesinos e indígenas en una política de compartir el bien común de los alimentos y en particular de las semillas.

Los escenarios de confrontación política, económica y cultural o sea Biopolitica, en el futuro, estarán dados en las batallas que tendrán que sucederse entre los protectores de la vida, de lo constructivo de lo común y los que seguirán protegiendo, lo privado la guerra y la muerte con sus fuerzas destructivas.

La confrontación es ineludible, la cuestión es con que armas nos vamos a enfrentar a semejante biopoder que manejan las multinacionales, al lado de la protección política y jurídica del Imperio?

Tendrá que ser con nuevas armas. Las nuevas armas tienen que ver con la protección de los bienes comunes, tienen que ver con las experiencias que han venido acumulando los movimientos de resistencia, son múltiples y diversas las tácticas y estrategias que las resistencias hemos venido experimentando en forma innovadora de acuerdo a cada singularidad y entorno.

Para nosotros los pequeños agricultores, campesinos y neocampesinos, que nos resistimos a ser desplazados de la tierra, como para los indígenas que no conciben su vida sin la tierra se nos plantea también ir mas allá de nuestras herramientas tradicionales y componer nuevas herramientas, nuevas armas para la construcción de un mundo donde los valores de la tierra como la dadora de los alimentos, sean respetados y valorados como de fundamental importancia para la sobrevivencia de la raza humana en cuanto que sin alimentos sanos no hay futuro para una humanidad sana y no decadente como la que crea y sostiene el capitalismo.

Es bajo este escenario que nosotros vemos caminos, proponemos caminos, invitamos a caminar nuevas armas, nuevas herramientas para la construcción de otro mundo, un mundo en donde nos potenciemos singularidades, donde nos articulemos procesos que caminan sus caminos y nos invitamos a caminar juntos un trayecto, entonces caminando juntos somos una nueva arma, una nueva herramienta que camina construyendo alrededor de la producción, en nuestro caso de la producción de alimentos, pero también de la producción de afectos, de la producción de propuestas políticas, de la producción de nuevos guerreros, de la producción de nuevas formas de vida, de nuevas formas de relacionarnos. De la producción Biopolitica que nos es mas que la producción de un nuevo mundo pedacito por pedacito.

El destino nos puso en el camino de los alimentos y desde aquí construimos nuestras nuevas armas, que para este caso es una estrategia que hemos denominado como “La Apropiación Colectiva de la cadena Alimentaría”, con una Táctica que Hemos denominado “Fincas Articuladas a la Comunidad”, a su vez esta estrategia esta enmarcada dentro de una estrategia mas general que podríamos llamar de Apropiación colectiva del Bien Común

Porque lo de Apropiación, porque lo de Colectiva y porque lo de La Cadena Alimentaría y no otra y finalmente porque lo de la apropiación colectiva del bien Común es lo que trataremos de explicar en las siguientes líneas.

La apropiación es una consecuencia necesaria de la productividad del ser humano, que a su vez es la condición para la creación de riqueza, esta apropiación puede ser privada o común, individual o colectiva, en bien de unos pocos o en bien de todos, en bien de las multinacionales o en bien común.

La apropiación colectiva tiene también su historia y no por ser colectiva ha sido necesariamente liberadora, sino mas bien a veces se ha caído en lo contrario, una producción esclavizadora a partir del discurso colectivista como sucedió en el socialismo ruso.

mercadoLa apropiación colectiva que proponemos la hacemos a partir de formas de organización diferentes a los colectivismos tradicionales en el sentido de que son formas de cooperación entre singularidades autónomas que se respetan y comparten valores e ideales en un común que los acerca.

Para nosotros los pequeños agricultores, campesinos, neocampesinos e indígenas, no es posible vivir de la tierra sino usamos nuevas herramientas y estas nuevas herramientas a veces tienen que ver mas con un trabajo inmaterial y biopolitico, que con nuestro trabajo en la tierra, siendo nuestro trabajo en la tierra lo mas importante, se trata mas bien de combinar diferentes formas de trabajo, material, inmaterial, afectivo, comunicativo, para poder permanecer en la tierra.

Nuestros aliados naturales son los pobres de la ciudad, los pobres de los barrios populares con su potencia creativa y productiva, la apropiación que proponemos de la cadena alimentaría se da en una articulación entre procesos campesinos y procesos populares, entre la potencia productiva de los pequeños agricultores y la potencia productiva de los pobres organizados.

Esta apropiación es una alianza entre potencias productivas que cooperan entre si en un emprendimiento de procesos que se unen para crear alternativas para la seguridad y soberanía alimentaría de nuestros pueblos, procesos que deciden andar un trayecto juntos para ir mas allá de si mismos.

Esta forma de apropiación de la cadena alimentaría, es también una experiencia nueva y como tal estará en construcción, y tendremos que aprender a relacionarnos de una forma liberadora, procesos singulares que no queremos difuminarnos en ningún planteamiento de unidad, sino mas bien como potencias que al articularse en cooperación productiva y afectiva, elevan la potencia de la constitución de cada uno de sus procesos y crean uno nuevo, como otro camino, como un trayecto.

Queremos ensayar nuevas formas de apropiación colectiva, no supeditadas a un centro, que permitan la autonomía de cada proceso, apropiaciones que nos harán caminar juntos, pero cada uno con sus propias piernas

Todo lo mas que podamos decir sobre la apropiación colectiva de la cadena alimentaría nos lo dirá la experiencia que ya hemos emprendido, por lo tanto esta teorización queda pendiente de la praxis que de ella hagamos, nosotros los que nos resistimos a una única forma de apropiación.

Sabemos a que tipo de enemigo nos enfrentamos, es el mas poderoso y destructivo de la historia, pero también sabemos de nuestros poderes, de nuestra potencia productiva, de lo que hace en nosotros una pequeña mezcla de conocimientos ante nuestras grandes necesidades, sabemos de lo creativo que ha sido el pobre, de lo productivo y resistente que ha sido el campesino y el indígena, sabemos de nuestros poderes y potencias y es por ello, que estratégicamente trabajamos en lo que somos mas fuertes, la producción de alimentos y la transformación productiva que de ellos han hecho las familias con las mujeres que han sido protectoras de nuestra nutrición

La cadena alimentaría arranca en la semilla, arranca en el símbolo mas poderoso de vida y de potencia que nos ha legado la naturaleza, esas semillas legadas por la madre tierra fueron transformadas en alimentos por campesinos e indígenas en un proceso común que lleva mas de 10.000.000 años, como no vamos a ser fuertes en las semillas y en los alimentos si llevamos milenios haciéndolo, y en los últimos tiempos bajo condiciones dificilísimas de fertilidad.

La cadena alimentaría, es la semilla, el cultivo de estas semillas en alimentos, la transformación que de ellos se hace para su conservación y consumo, la distribución y comercialización y finalmente el consumo.

Así como somos de fuertes en la semilla y su cultivo, los pequeños agricultores hemos sido débiles en la transformación en la medida en que no hemos entendido el modelo de explotación-apropiación que realiza el capital de nuestro trabajo y alimentos.

En nuestra propuesta de apropiación colectiva, los pequeños agricultores, nos apropiamos de la tecnología necesaria para realizar parte de la transformación de estos alimentos, transformaciones artesanales, realizadas con microtecnologías adecuadas a lo pequeño, pero no paramos ahí, seguimos a la toma de los siguientes eslabones, la distribución, la comercialización y el consumo, y es en este paso que nuestra propuesta se hace singular, pues para la apropiación de los siguientes eslabones nos tenemos que articular con otros procesos con los cuales compartimos valores comunes, las organizaciones populares que luchan por los alimentos y por otro mundo hecho desde abajo, pues son ellos nuestros aliados naturales.

Al otro lado de las montañas están las comunidades que verdaderamente necesitan de nuestros alimentos, pues cuando cultivamos no solo pensamos en que cultivamos, como lo cultivamos sino también y por sobre todo para quien cultivamos, nuestra producción alimentaría debe ser destinada a los mas necesitados y es con ellos con los que articulamos la toma completa de la cadena alimentaría

Hablamos de comunidades especificas que necesitan de buenos alimentos, hablamos de cultivar para los mas pobres empezando por los niños, hablamos de cultivar para comedores escolares, para comedores comunitarios, para fundaciones que se preocupan por alimentar niños y bebes, por sobre todo pero también para los mercados campesinos y los mercados solidarios.

Es en este momento que mas procesos empezamos a caminar juntos el trayecto de la apropiación colectiva de la cadena alimentaría, las comunidades organizadas se articulan con los pequeños productores campesinos y se encargan del resto de la cadena, en cooperación autónoma.

La apropiación de la cadena no solo se da desde los eslabones, sino desde el contenido de estos eslabones, para entender mejor de que hablamos regresemos a la semilla.

La dieta alimentaría viene siendo diseñada por las grandes multinacionales de los alimentos, cada vez comemos mas los alimentos transformados que ellos proponen, esta dieta se reduce a unos pocos alimentos, como el maíz, la soja, el arroz , la papa, el trigo , todos ya desarrollados en sus versiones transgenicas, con semillas modificadas que han generado graves problemas en varios niveles.

Esto constituye una amenaza para la diversidad, es cuando nos preguntamos no solo como cultivar sino que cultivar, la respuesta mas contundente a esta amenaza es cultivar nuestras semillas nativas, semillas olvidadas, que es necesario recuperar para nuestra seguridad y soberanía alimentarías.

Igualmente el eslabón de la transformación esta pensado para pequeños agricultores-transformadores, lo cual nos lleva hacia las microtecnologias, de bajo impacto ambiental, bajos costos y fácil manejo, con funcionalidades múltiples y de fácil transportación para un uso común.

En cuanto al eslabón de Distribución, el transporte colectivo debe ser la nueva herramienta.

En cuanto a la comercialización ya explicamos un poco lo de producir para comunidades especificas en alianzas concertadas con las comunidades implicadas en el consumo y parte de la transformación; ya sabemos para quien sembramos y ellos forman parte de la alianza para la apropiación colectiva de la cadena alimentaría.

Por otro lado cooperamos en el desarrollo de los Mercados Campesinos y los Mercados solidarios donde trabajamos con otros valores que nos son comunes.

Finalmente llegamos al consuno en donde tambien los contenidos son importantes, la recuperación de nuestra dieta original, nos conecta con la recuperación de nuestra identidad y con el trabajo político de saber que comemos y a quien beneficiamos con ello.

Es asi como en alianzas concertadas entre campesinos y comunidades populares nos articulamos para en una acción autónoma apropiarnos de toda la cadena alimentaria para el bien común y el de nuestros pueblos.

  • Comentarios desactivados en Nuestra Propuesta

Comments are closed.